Novedades

Novedades

Caries dental, el enemigo silencioso
Noticias

Caries dental, el enemigo silencioso

Información

La caries dental es un 'proceso localizado de origen multifactorial que se inicia después de la erupción dentaria, determinando el reblandecimiento del tejido duro del diente y que evoluciona hasta la formación de una cavidad', según reseña la Organización Mundial de la Salud. La misma puede afectar a personas de todas las edades y es una de las enfermedades más prevalentes en la población mundial. 

La misma es producida por la presencia de microorganismos que generan ácidos capaces de descalcificar la estructura del diente: cuando estas bacterias entran en contacto con azúcares y almidones de alimentos y bebidas, forman un ácido que ataca el esmalte del diente. Para prevenir su aparición, debe mantenerse una correcta higiene bucal y una alimentación saludable.

En tal sentido, desde la Comisión de Prevención y Promoción de la Salud del COPBA1 destacan que en el mundo, más de 530 millones de niños/as padecen esta enfermedad en los llamados 'dientes de leche'. En tanto, en dientes definitivos afecta al 10% de la población mundial.

Asimismo, en la Guía para la Familia, la Comisión destierra una serie de mitos asociados a la caries dental. Por ejemplo, una falsa creencia bastante difundida dice que 'las caries en 'dientes de leche' no deben curarse'. Al respecto, la Comisión señala que 'aunque sepamos que los dientes temporarios vayan a recambiarse, se debe iniciar el tratamiento odontológico lo más temprano posible. Hay muchas alternativas de tratamiento y controles que deben realizarse durante la permanencia de este tipo de dientes. El cuidado de los dientes de leche de los niños y niñas potencia un desarrollo armónico de los menores, favoreciendo su calidad de vida'.

Además aclaran que el factor principal para el desarrollo de la caries son las bacterias que se encuentran dentro de la boca. Si bien existen defectos congénitos en la formación del esmalte dental que pueden aumentar la predisposición a contraerlas, esta enfermedad es multifactorial: se tiene que dar una serie de elementos en conjunto para que se produzca (bacterias, superficie del diente, rugosidades), alimentación rica en carbohidratos y tiempo suficiente para que todos estos interactúen.

Otra de las creencias erróneas sobre el tema indica que la persona,  al tener coronas no corre riesgo de contraer caries. Esto es absolutamente falso ya que el hecho de tener restaurados o rehabilitados los dientes con materiales artificiales no significa que no corran riesgo de enfermedad. Por eso deben ser cuidados, sobre todo debido a que muchas veces las 'fundas' se encuentran sobre los dientes naturales. 

También la Guía remarca que resulta inconveniente colocar analgésicos en la cavidad producida por la caries ya que se puede generar otras lesiones en los tejidos bucales.

Para más información, podés consultar la Guía para la Familia - Salud Bucal.